ES | EN | PT        Miembros

Residuos Sanitarios

Novedades del Real Decreto 180, de 13 de marzo, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado

  1. Residuos peligrosos y no peligrosos: el RD 180/2015 habla de traslados de residuos, sin distinguir entre residuos peligrosos y no peligrosos, en sincronía con el Reglamento Comunitario y ampliando el ámbito de actuación con respecto al Real Decreto 833/1988 de 20 de julio, que se limitaba a los residuos tóxicos y peligrosos.
  2. Movimiento inter e intra Comunidades Autónomas (CCAA): el RD se ciñe a los traslados  de residuos entre CCAA, no obstante, en la disposición adicional segunda, el MAGRAMA insta a las CCAA que tengan un régimen propio de control de traslados dentro de su propio territorio a que "tengan en cuenta la coherencia con el régimen de traslados de este RD "estableciendo, al menos, la exigencia de que los traslados de residuos dispongan de un documento de identificación, un contrato de tratamiento y una notificación previa.
  3. El Operador de traslado (OP) constituye una importante novedad que aporta este Real Decreto. El operador del traslado es la persona física o jurídica que pretende trasladar o hacer trasladar residuos para su tratamiento, y en quien recae la obligación de notificar el traslado. El productor de residuo, el gestor de almacén que recoge con el mismo vehículo residuos procedentes de varios productores, el gestor intermedio / almacenador, el negociante o el agente. En caso de que el operador sea desconocido, se considerará como tal al poseedor del residuo.
  4. El contrato de tratamiento (CT) substituye al par de documentos Solicitud de Admisión (SA) y Documento de Aceptación (DA) definidos en el RD 833/1988, de 20 de julio. El CT es un contrato jurídico-privado suscrito entre el operador del traslado y la entidad que efectúa el tratamiento intermedio o final. Este acuerdo es previo a la realización de cualquier traslado y en él se estipulan los residuos, la periodicidad de los traslados, el tipo de tratamiento y el protocolo de actuación y rechazo de residuos.
  5. El Documento de Identificación (DI) el clásico Documento de Control y Seguimiento (DCS) pasa a mejor vida, siendo substituido por el DI. El operador será el encargado de cumplimentar este documento y entregárselo al transportista. El gestor destinatario dispondrá de un plazo de treinta días desde la recepción del residuo para remitir el DI al operador indicando si acepta o rechaza los residuos. El RD 180/2015 define el contenido del DI en su Anexo I. Para los movimientos de residuos no peligrosos se permite que un albarán, carta de porte, factura u otro tipo de documento actúe como DI siempre y cuando contenga la misma información que indica el Anexo I.
  6. La Notificación de Traslado (NT): no sólo se mantiene sino que se amplía. Bajo el RD 833/1988 sólo se obligaba la notificación de los traslados de residuos peligrosos. En este nuevo Real Decreto se extiende también a los traslados de residuos no peligrosos destinados a eliminación, a instalaciones de incineración clasificadas como de valorización (operación R1) y a los que se destinen a valorización de residuos domésticos mezclados (LER 200301). Como novedad, se permite que el NT tenga una validez máxima de tres años si los residuos tienen características físicas y químicas similares y se trasladarán al mismo destinatario y a la misma instalación.
  7. Almacenamiento y Tratamiento intermedio: el RD distingue las operaciones de almacén (R13 y D15) y tratamiento intermedio (R12, D13 y D14). En el caso de que un residuo pase por un centro de almacenamiento temporal, el operador del traslado deberá indicar en la NT los datos del almacenamiento intermedio y los de un máximo tres gestores destino del residuo.
  8. Destino y Destinatario: destino es la instalación física donde termina el traslado y destinatario la persona física o jurídica que va a realizar el tratamiento de los residuos en la instalación de destino. Esta situación es muy común, por ejemplo, en instalaciones de entidades locales donde el titular es la propia Administración local (destino) y el explotador puede ser una empresa especializada externa (destinatario).
  9. Fomento de la tramitación electrónica: la disposición adicional primera indica que los trámites regulados en este real decreto se realizarán por vía electrónica, mediante documentos estandarizados para todo el territorio del Estado, en el plazo máximo de un año desde su entrada en vigor, un mes después de la fecha de publicación en el BOE.
  10. Entrada en vigor: el RD 180/2015 de Traslados de Residuos entrará en vigor el 07 de mayo de 2015. Las CCAA tendrán que adaptar los documentos electrónicos de traslados a lo previsto en este RD en el plazo de 1 año desde su entrada en vigor. Este mismo plazo es aplicable para el MAGRAMA y la tramitación electrónica prevista.

Aplicación del Real Decreto 180/2015, del 13 de marzo, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado: JuntadeAndalucia.es

Proyecto GEF

El proyecto denominado "Demostración y Promoción de las Mejores Técnicas y Prácticas para la Reducción de Desechos Generados por la Atención de la Salud a fin de Prevenir Emisiones de Dioxinas y Mercurio al Medio Ambiente", es una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y Salud sin Daño y con la financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.
Consultar en:

"Demostración y Promoción de las Mejores Técnicas y Prácticas para la Reducción de Desechos Generados por la Atención de la Salud a fin de Prevenir Emisiones de Dioxinas y Mercurio al Medio Ambiente"


El objetivo general de todo el proyecto es el de demostrar y promover las técnicas de buenas practicas de la gestión de residuos sanitarios para minimizar o eliminar la liberación de contaminantes orgánicos persistentes y de mercurio en el ambiente. Se pretende conseguir a través de la colaboración de los gobiernos nacionales, ONGs, asociaciones profesionales, universidades, hospitales y otros participantes.

El proyecto se propone, entre otros:

  • El establecimiento de las instalaciones modelo y de los programas para ejemplificar las buenas prácticas en la gestión de residuos sanitarios y el desarrollo de materiales que faciliten la duplicación;
  • El despliegue y evaluación de tecnologías apropiadas de tratamiento de residuos sanitarios, comercialmente disponibles y que no involucren la quema o incineración de los mismos ajustadas a las necesidades de cada instalación o grupo;
  • La introducción de aparatos libres de mercurio en las instalaciones modelos, evaluación de su aceptabilidad y eficacia, desarrollo y divulgación de material de concientización y educativos relacionados al mercurio;
  • El establecimiento o mejora de los programas de capacitación para fortalecer la capacidad de la implementación de buenas prácticas y tecnologías apropiadas más allá de las instalaciones modelo y programa;
  • La distribución y disponibilidad de los resultados del proyecto sobre las buenas prácticas y técnicas demostradas para la divulgación y alcance regional y global.

Resultados del proyecto en Argentina
Consultar en: "Demostración y Promoción de las Mejores Técnicas y Prácticas para la Reducción de Desechos Generados por la Atención de la Salud a fin de Prevenir Emisiones de Dioxinas y Mercurio al Medio Ambiente"

Incineración

La incineración de residuos médicos provoca la emisión a la atmósfera de una gran cantidad de partículas contaminantes (dioxinas, furanos, metales y gases), nocivas no sólo para la salud pública sino además para el medio ambiente. Una correcta segregación, la reducción en el origen, la reutilización y el reciclaje así como un correcto tratamiento y una posterior eliminación, son algunas de las alternativas a tal actividad.

Además, existen diversas tecnologías como son los procesos térmicos, químicos, biológicos, irradiados y mecánicos, encaminados a descontaminar el residuo antes de la incineración.

Alternativas a la incineracion

Proceso químico libre de cloro

Tipo de residuo tratado: residuos quimioterapeuticos, farmacéuticos, productos caducados y otros.

Descripción de la tecnología: El proceso CerOx se basa en la oxidación de compuestos orgánicos con el uso de un catalizador o de un mediador. La tecnología se llama oxidación electroquímica mediada (MEO) o oxidación electroquímica catalizada (CEO) y dentro de CerOx se llama el proceso de la oxidación del cerio o proceso de CerOx. El catalizador o el mediador usado en el proceso de CerOx es un metal llamado cerio. Para que funcione el proceso, el cerio se oxida a un estado más alto, para ello se pone en un envase de forma que recupere su electrón perdido de cualquier compuesto orgánico colocado en contacto con él. Después de que el cerio sea reducido a Ce3+ tomando un electrón de un compuesto orgánico, el cerio se recircula a través de la célula electroquímica y se oxida de nuevo a Ce4+ para repetir la operación.

Los sistemas se clasifican según los residuos a tratar y son fáciles de modificar muy fácilmente agregando células electroquímicas adicionales y capacidad líquida para procesar cantidades más grandes de residuos orgánicas. Los residuos orgánicos se oxidan a 90-95 grados y se transforman en CO2 y agua. El CO2 y los compuestos gaseosos que puedan llegar a ser aerotransportados, y el agua se eliminan en el depurador de la clorina. Los inorgánicos son tolerados por los químicos y eliminados en forma no-peligrosa. La eliminación de los inorgánicos para los pequeños sistemas se logra substituyendo el electrolito y regenerando el viejo electrolito (regenerado por CerOx). En sistemas más grandes, el proceso de retirada se hace de forma continua.
 

Equipos Electrónicos

Los equipos electrónicos utilizados en los grandes hospitales contienen muy a menudo sustancias tales como plomo, mercurio y PVC, componentes altamente contaminantes, que cuando se incineran o se depositan en vertederos se liberan al ambiente provocando la contaminación del aire y aguas subterráneas.

En muchos casos, dicho problema se solucionaría simplemente con una adecuada política de compras en la que se tenga en cuenta la no adquisición de productos con tal composición. Así como la exigencia a los proveedores de una serie de requisitos (vida útil, diseño, optimización, eficacia energética) orientados a mejorar los aspectos de la salud pública y ambiental de sus productos.

Los hospitales para un ambiente sano (H2E) (enlace externo), recomiendan una guía práctica para implantar programas de gestión eficaz de los equipos (enlace externo) en donde se establezcan las directrices a seguir y se tengan en cuenta las buenas prácticas de actuación.

3 R

La implantación de políticas ambientales resulta imprescindible a la hora de gestionar los residuos de un centro sanitario. En este sentido, los objetivos que se marque una organización sanitaria en cuanto al impacto que produce en el medio ambiente y lo que quiere reducir resulta un indicador imprescindible para evaluar si su estrategia para la reducción de residuos es útil o si, por el contrario, tiene que ser modificada. Para ello, la prevención y el reciclaje a través de un programa de reducción de residuos son las mejores alternativas.

Algunas iniciativas:

  • “Reciclaje Tóner y otros consumibles de impresión”, programa definido por el Centro Medico General (Maine, EEUU) y cuyo objetivo es  incentivar el consumo de productos reciclados.
  • “Reciclar y eliminar de forma correcta el mercurio que contienen las lámparas fluorescentes” programa establecido en el Hospital Acadia (Bangor, Maine. EEUU).
  • “Atravesando la línea verde” del Hospital Hills Northumberland (Cobourg, Ontario. Canadá) cuyas actividades están encaminadas en aumentar la concienciación ambiental de la organización: compras verdes, uso de contenedores reciclables cerrados, sistemas de esterilización con peróxido de hidrógeno y el fomento del uso de las escaleras en lugar del ascensor para reducir el consumo eléctrico son algunas de estas iniciativas verdes.
  • El Hospital Mercy (Janesville, Wisconsin. EEUU), estableció, en su Servicio de Alimentación, un proyecto ambiental basado en el uso de vajilla y cubertería reutilizable, una  planificación de la alimentación en la que los pacientes piden lo que quieren, cuando quieren, así como un programa de segregación de alimentos y utensilios.
  • El Hospital Comunitario Boulder (Condado de Broomfield, Colorado. EEUU), encabeza el ranking de honor del H2E´s. Entre sus iniciativas más importantes destacan: la sustitución de los envoltorios de esterilización de instrumentos reutilizables por contenedores especiales, el reciclaje de cartón así como la importancia de la figura de un Coordinador Ambiental para la supervisión de tales programas.

Salud Sin Daño ha publicado recientemente una Documento PDF Guía para Reducir el Impacto de los Residuos Hospitalarios sobre la Salud y el Ambiente (PDF 630.78kB). Se trata de una guía enfocada a la gestión de los de residuos que se generan el el ámbito sanitario cuyo objetivo es el de minimizar su impacto sobre la Salud y Medio Ambiente.

Más información: Health Care Without Harm

Reglamento REACH

REACH es una nuevo Reglamento de la Comunidad Europea sobre los productos químicos y su uso seguro (CE 1907/2006). Se trata del registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias químicas. Entró en vigor el 1 de junio de 2007.

El objetivo de REACH es mejorar la protección de la salud humana y el medio ambiente a través de la mejor y más temprana identificación de las propiedades intrínsecas de las sustancias químicas. Al mismo tiempo, la capacidad de innovación y la competitividad de la industria química en la UE debe reforzarse. Los beneficios del sistema REACH llegarán gradualmente, a medida que más y más sustancias están en las diferentes etapas de REACH.

El Reglamento REACH da una mayor responsabilidad a la industria para la gestión de los riesgos de las sustancias químicas y para proporcionar información de seguridad sobre las sustancias. Los fabricantes e importadores son necesarios para reunir información sobre las propiedades de las sustancias químicas, lo que permitirá su manipulación, y el registro de dicha información en una base central de datos gestionado por la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) en Helsinki. La Agencia actuará como punto central en el sistema REACH: la gestión de la base de datos es necesaria para operar el sistema, coordinar la evaluación de las sustancias químicas sospechosas y ejecutar una base de datos pública en la que los consumidores y los profesionales pueden encontrar información sobre los peligros de dichas sustancias.

El Reglamento también pide la sustitución progresiva de los productos químicos más peligrosos por alternativas mas seguras que hayan sido anteriormente identificados.

Textos Legislativos asociados al Reglamento REACH

Caso práctico

A continuacion mostramos algunos proyectos practicos de reduccion de residuos sanitarios en hospitales de diferentes paises:

 
 
 
 
Servicio Andaluz de Salud - Consejería de Salud